El mundo de la paleontología está siempre lleno de sorpresas. La vida del pasado se conserva como fósiles en sedimentos y rocas que van desde algunas decenas de miles a miles de millones de años.

A las 5.30 horas de la mañana del lunes 16 de julio de 1945 comenzó la era nuclear. Ese día se hizo detonar en pleno desierto del oeste norteamericano una bomba de plutonio con un poder explosivo equivalente a 21.000 toneladas de dinamita. La ecuación de masa y energía de Einstein se puso en práctica. El genio encerrado en la botella había sido liberado. Una nueva era empezaba para la humanidad

El 9 de abril de 1949, en la Universidad Nacional de Cuyo, el general Juan Domingo Perón presentó, ante algunos de los más importantes filósofos del mundo, un texto -síntesis de base filosófica- sobre lo que representaba sociológicamente la tercera posición sostenida por su gobierno. El discurso leído por Perón pasaría a la historia en forma de libro: La Comunidad Organizada. Un modelo y un plan que él mismo había ideado, y que como Presidente de la Nación estaba ejecutando.

El Gobierno nacional viene presentando, desde mediados de 2017, varios proyectos de reforma laboral. Algunos, como el conocido programa televisivo "Intratables". Los primeros proyectos parecían escritos por Animales Sueltos: unas bestias que no tenían la menor idea de lo que estaban hablando.

Es curioso: por diversas razones no se confía en las instituciones, pero sí en las falsas noticias.

 En  el mundo de los paisajes geológicos, que abarcan los ambientes más variados del planeta, se destacan por su belleza las costas con fiordos.

En una península de la cordillera Cantábrica, proyección en el mar de la ciudad de Santander (España), se levanta el suntuoso palacio de La Magdalena. Fue la residencia de verano de la monarquía española en las primeras décadas del siglo XX. Allí supo veranear el rey Alfonso XIII y su bellísima esposa la reina Victoria Eugenia, de quien dijo Unamuno que coordinaba, en una sola persona, inteligencia y galanura.

Se conoce como "lagerstatten" a un lugar que ha preservado fósiles de manera excepcional. Especialmente aquellos organismos que por la naturaleza de su constitución desaparecen sin dejar rastros después de muertos. Entre ellos cuerpos blandos como las medusas, insectos, anfibios, peces, aves, serpientes, que requieren de condiciones especiales de enterramiento para poder preservarse.

Para mayores de 50 años...