El 5 de diciembre de 2017 Mauricio Macri presentó Exporta Simple, una herramienta que según él “Con tan solo tener una computadora, una PyME podrá acceder a exportar. Para que las empresas se ocupen de hacer y vender el mejor producto y que la exportación esté al alcance de todos”. Vaya si lo logró.

A fines de abril de 1815 volvía el coronel Güemes, en esa época aún no era general, de su triunfo en el Puesto Grande del Marqués, un poco “despachado” por Rondeau del Ejército, un poco por el agotamiento que sufrían sus gauchos y caballaje en la siempre inhóspita puna.

Este año al conmemorarse el 200 aniversario de la muerte del Gral. Martín Miguel de Güemes, nuestro  héroe salteño, se proyecta con una dimensión nacional que supera la memoria de aquellos que escribieron la historia de la Argentina, y que pretendieron ignorarlo. Sin embargo, en el marco de esta pandemia del Coronavirus, se consolida el reconocimiento a la estatura nacional del héroe gaucho y su gesta en pos de la libertad argentina y americana.

Todos los días caminamos sobre el polvo de los que nos precedieron. A pesar de descender de inmigrantes tardíos, cada vez que piso las lajas de la catedral de Salta me emociona pensar que por esas mismas lajas caminó mi padre un medio siglo atrás y antes de él algún otro viejo pariente. Y pienso en todos los salteños que nos precedieron. Desde el más encumbrado al más humilde.

El Sindicato de Comercio, tiempo antes de iniciada la pandemia, en agosto de 2019, realizó un encuentro de Secretarios Generales, en la ciudad del Mar del Plata bajo el lema “Compromiso sindical del futuro”. Entre sus conclusiones se destacó la propuesta de una agenda sindical destinada a impulsar la negociación colectiva para integrar las nuevas formas de trabajo e identificar los desafíos y oportunidades que se presentan ante el avance de las nuevas tecnologías.

Solo tenemos que leer algunos medios digitales para saber que estamos muy mal. Los medios digitales tienen todavía algún pudor y algunos grados de libertad y publican cosas.

Llevamos un año y 5 meses o 536 días con el Gobierno de Gustavo Sáenz y su “alfil”, el ministro Matías Cánepa, al frente del sistema de educación. Tiempo suficiente para evaluar su gestión. Sobre todo, porque se destaca de pura mala y no apunta a mejorar.

En nuestra columna anterior, denominada “SOLO LA REVOLUCIÓN DE LOS DOCENTES NOS PERMITIRÁ CRECER” dijimos que la mayor riqueza es el conocimiento. Y mencionamos países que crecieron justamente por tomar al conocimiento y a la investigación como una política de estado.

Nuestras carnes, nuestros granos, nuestros peces, nuestros minerales son sin duda riqueza. Pero la verdadera riqueza es el conocimiento. Y sólo se logra con el estudio esforzado. Cada vez somos más pobres, pues disminuye claramente el nivel de nuestros niños y jóvenes. La tercera parte de los egresados del nivel secundario no puede entender el sentido de lo que leen.